Multas en moto: Ranking de las más elevadas

Multas en moto: Ranking de las más elevadas

Ranking de las sanciones más elevadas

Desde el día 9 de mayo del presente año 2016 entró en vigor la nueva Ley de Seguridad Vial. ¿Qué pasa con esta Ley? Pues que, para variar, las multas en moto son de una cuantía mayor y las sanciones por puntos también varían. Aunque te parezca que son cantidades muy elevadas, no tienes ninguna excusa si conoces la normativa. Ninguna de estas sanciones es “injusta”. Si lo haces, sabes perfectamente que no estás haciendo lo correcto, así que, ¡ándate con ojo!

1- Aparcar en áreas protegidas 

Esta, que puede parecer una multa menor y que puede pasarte un día que estás despistado, ¡recuérdala bien! Aparcar en la arena de la playa o en cualquier área protegida puede conllevar sanciones que superen los 30.000 €. No es broma así que, si no lo tienes claro, mejor aparca donde sepas con seguridad que está permitido.

2- Conducir tu motocicleta con un inhibidor de radar

Estos, ya se prohibieron en el año 2010, así que si quieres hacerte el listo o en tu taller mecánico realizáis este tipo de “arreglos”, se os va a caer el pelo. A aquellos que lo lleven en su vehículo, la multa será de 6.000 € + 6 puntos del carné pero… ¡al del taller, 20.000 € le pueden caer! Esta, que parece una infracción que no pone directamente en peligro a los demás, la Ley la sanciona de la forma más drástica.

3- Conducir sin seguro

De la mayoría de multas en moto, esta es una de las más corrientes. Los que dejan las cosas siempre “para más adelante” son los más propicios a llevarse una de estas. Pues que sepas que si un día te pasa, la multa puede oscilar de los 600 € a los 3.000 € + la inmovilización de tu moto. La cuantía depende del tiempo que haga que tienes el seguro caducado, si eres reincidente, si causas un accidente o si la moto se encontraba en circulación.

4- Lavar el vehículo en la calle

Si un día te encuentras la moto con este escrito “no la laves, planta patatas”, será que tu moto necesita una limpieza. Aun así, la calle no es el mejor sitio para hacerlo. Está prohibido lavar el vehículo en la calle y depende del municipio la multa puede llegar a los 3.000 €.

5- Recibir una infracción grave y no notificar el conductor

Cuando te cogen conduciendo por exceso de velocidad, cometiendo una infracción registrada en vídeo o fotografía y no se puede reconocer al conductor, debes notificar a la DGT quien ha sido el responsable de la infracción, si no es así, ¡pam! prepárate para aflojar los 1.800 € de la multa. Así que, eso de: “no es que conducía un amigo, pero no quiero decir quién es…” Lo sentimos pero no vale. Si lo haces mal, tendrás que dar la cara; la próxima te lo pensarás dos veces.

6- Doblar la tasa de alcoholemia, reincidir o negarse a pasar el control

Como veis, beber y conducir nunca sale a cuenta. Por muy buena que sea la noche y te lo hayas pasado en grande, pocas veces te habrá salido tan cara una fiesta. Si superas los 0’5 mg de alcohol en el control, eres reincidente o te niegas a soplar, esta es la multa que te va a caer. Así que cuando vayas bebido, no se te ocurra encima ponerte tonto y decir “estoy en mi derecho de no soplar” porque lo que te van a soplar es una multa y tú lo vas a pagar caro, en todos os sentidos. Hasta 1.000€ + 6 puntos. Además, si eres reincidente, pueden acabar cayéndote de 6 meses a un año de prisión y todo ¡por pesado y cabezón

7- Conducir bajo los efectos de las drogas

Ahora, con los nuevos controles de drogas a través de la saliva se puede detectar qué tipo de substancia has consumido. Con estas muestras se detecta solo el consumo reciente. Cualquier sustancia consumida en las ultimas 6 horas será detectada. Así que, aunque ya no vayas bajo los efectos de la droga y creas que puedes conducir perfectamente, puede resultar que das positivo y ¡sorpresa! multa de 1.000 euros + 6 puntos. Si solo me había tomado… hace 3 horas. Shhht ! 1.000 EUROS! Pero…

8- Si corres en exceso

Si juegas a que eres Rossi o Márquez (Pedrosa no) por la ciudad y superas los 101 km/h en una zona de 50 km/h; 171 en zonas limitadas a 100 km/h; o 191 km/h en zonas de 120 km/h la multa es de 600 € + 6 puntos.

Este caso es similar al anterior pero con matices: Circular entre 90 y 100 km/h en vías de 50 km/h; 161 y 170 km/h en vías de 100 km/h y por último, circular entre 181 y 190 km/h en vías de 120 km/h. En este caso la multa es de 500 € + 6 puntos.

Bien, pues… ¡nos parece poco! Esta sanción a pesar de que no supone una cuantía tan elevada como otras deberían castigarse de una forma más contundente.

9- Conducir sin el carné adecuado

Si conduces con un carné que no se corresponde a la cilindrada de tu vehículo, la multa es tanto para el conductor como para el propietario. Para el conductor; 500 € + 4 puntos y 200 € para el propietario de la moto. Pues ya sabes, si tienes una moto, entérate bien antes de dejarle a cualquier hijo de vecino. En caso de conducir directamente sin carné, la cosa se puede poner fea; la sanción puede suponer una pena de entre 3 y 6 meses de cárcel, trabajos a la comunidad, más la multa en cuestión.

10- Sanciones de 200 € aprox.

  • Marcha atrás al pasarse un desvío – 4 puntos
  • Chirriar rueda
  • Neumáticos gastados
  • Circular por el arcén
  • No llevar casco
  • Estacionar de forma incorrecta (ver artículo).
  • Matrícula no visible
  • Permiso caducado
  • Sin ITV pasada

Otras multas con sanciones menores

  • No indicar cambio de domicilio: 80 €
  • Ponerle pegatinas o adornos a la matricula que impidan su correcta visualización: 80 € (por hortera).
  • Poner gasolina con las luces o el motor encendidos: 80 €
  • Encadenar la moto a mobiliario urbano o arboles: 30 €.

Aunque la cosa parezca broma y nos lo tomemos con un poco de humor, todos somos mayorcitos para saber cómo debemos comportarnos cuando conducimos un vehículo de motor. No solo por nosotros, sino por el daño que podemos causar a otras personas. No cuesta nada respetar las normas y ser responsables con algo que es tan serio. Si os apetece hacer el loco, hay mucho campo pa’ correr. Nos vemos pronto amig@s. ¡Seguidnos en Facebook y Twitter!