Cómo prepararte para conducir tu moto en invierno

Cómo prepararte para conducir tu moto en invierno

No aparques tu moto, sigue nuestros consejos

Buenos días amigos y amigas moteros de Barcelona. ¿Invierno? Sí, sabemos que aún no ha llegado el invierno, pero viene el frío y para que te vayas preparando, te traemos estos buenos consejos. Después de haber pasado un veranito genial, de arriba para abajo, paseando con tu casco abierto y tu manga corta, ahora, parece que de un día para otro, ha venido una brisa polar y cada vez que coges tu moto tienes que armarte de valor para salir a la calle. Bien, pues nosotros no podemos venir a tu casa y animarte para que cojas tu moto en invierno (porque no sabemos dónde vives) pero si podemos darte unos consejos para que no pases frío y vayas más seguro.

  1. Entérate del tiempo, no solo por las noticias…

Antes de coger la moto, si eres previsor, seguro que miras el tiempo. Si por el contrario, eres un viva la virgen, es muy probable que te arrepientas a mitad de camino mientras lloras del frío que estás pasando. A lo mejor, es que no tuviste en cuenta lo siguiente:

  • ¿Por qué carreteras vas a conducir?

Si vas a conducir por autopista a una velocidad elevada, la protección deberá ser mucho mayor.

  • ¿Cuánto tiempo vas a estar?

Si vas a viajar lejos de casa, vas a necesitar una protección extra, así que, haz caso a  tu madre. ¡Ponte el chaquetón! eso sí, uno de moto adecuado.

Los amigos de Spidi, han hecho esta fantástica tabla en excel en la cual podrás ver como aumenta la sensación térmica en función de la velocidad que llevas. ¿Sabes por qué se produce este fenómeno?

tabla

“ En general, el viento tiende a aumentar la sensación de frío, ya que favorece la evaporación de la humedad de la piel. Para ello, el viento necesita calor, que obtiene robándolo del cuerpo”.

Pues ya ves, no hace la misma temperatura cuando sales de tu casa que cuando coges la moto, eso es de cajón.

  1. Tu moto

Antes de que venga el frío polar, estas son algunas de las cosas que deberías revisar en tu moto:

  • Buscar un aceite adecuado para tu motor y las temperaturas bajas. Debes buscar uno que tenga un número bajo para fluidez en frío. Cuanto más bajo sea ese número, menos te costará arrancar tu moto en temperaturas bajas y será bueno también para distancias más cortas.
  • El líquido refrigerante; nivel y calidad adecuada. Aquí tienes un vídeo en el que podrás ver cómo cambiar el líquido de forma muy sencilla.
  • La goma de los neumáticos que no esté cuarteada y que el dibujo se vea bien marcado. No uses neumáticos deportivos, tardan más en calentarse y con temperaturas bajas no son nada recomendables. Debes optar por unos touring y de doble/triple compuesto son una buena opción.
  1. Conducir

Una vez tienes la moto revisada y puesta a punto, es el momento de darte unos consejos de conducción. Ya sabemos que sabes conducir, pero nunca está de más recordarlo. Como ya sabrás, conducir en invierno requiere de una pericia y una precaución  extra. Nieve, hielo y manos agarrotadas por el frío, pueden provocar que no reacciones igual ante un imprevisto. Aquí tienes unos consejitos:

  • Conduce con mucha más suavidad: no seas brusco con los acelerones y las frenadas. Si lo haces, utiliza más el freno trasero. Las motos de última generación disponen de sistemas electrónicos que pueden ayudarte a facilitar el frenado y la conducción en condiciones adversas. En las zonas que se vean más oscuras del asfalto, es en las que debes tener mayor precaución, son zonas húmedas que pueden tener capas de hielo. Si por el contrario, se ve blanco, es muy posible que contenga sal, y si hay sal…
  • Si hay sal en la carretera, limpia la moto al llegar a casa. Si la sal llega a depositarse sobre las partes metálicas de tu moto. La sal es un producto muy corrosivo y si no lo limpias inmediatamente, acabará formando óxido rápidamente.
  • Deja calentar tu moto un rato antes de montarte. Es bueno que el líquido refrigerante alcance los 50º y dejar que el aceite llegue a todas las zonas del motor.
  1. El equipamiento

Por muchas capas que os pongáis, no vais a ir más calientes en moto; todo lo contrario. Cuanta más ropa, más sudareis y así, os vais a pelar de frío y posiblemente cojáis un buen resfriado. También, es difícil moverse cuando vas como una cebolla y necesitas estar más atento de lo normal, por lo tanto, ¡MAL!

No lleves abrigos de calle, por muy “cool” que sean, con el frío, usa estos ropajes:

  • Ropa interior térmica, aislante y que evacue el sudor.
  • Segunda capa. Un polar térmico, transpirable y ligero.
  • Chaqueta y pantalón de cordura con interior térmico.
  • Guantes de moto para invierno.
  • Botas de moto que protejan del aire y sean impermeables.
  • Braga o pasamontañas.

Y ahora… ¡unos trucos!

  • Llevar todas las prendas bien unidas. Botas y pantalón, guantes y chaqueta, pantalones y chaquetas, cuello y casco. Lo más importante es proteger cualquier hueco donde el frío pueda penetrar.
  • Ponte crema hidratante en las manos y piernas antes de vestirte. Ayudan a reducir la sensación de frío.
  • Mira de usar un buen casco que evacue bien el vaho y sea transpirable.
  • Si no cuentas con unas botas adecuadas, ponte una bolsa de plástico encima. ¡En la botas, no en la cara!
  • Comete un buen cocido, pero no te pongas cocido. No es broma, la alimentación te puede ayudar realmente a mantener tu temperatura corporal, todo lo contrario que el alcohol. Aquí tenéis unos consejos geniales sobre hábitos alimenticios. Un buen cocidito, la mejor estufa casera de gas natural, muy natural.

Genial amigos, estos han sido nuestros consejos de hoy. Esperamos que os hayan servido y os animéis a seguir conduciendo vuestras motos durante esta estación del año. De hecho, Barcelona no es una ciudad peligrosa para conducir en invierno, ya que sus temperaturas no son excesivamente bajas. Ya sabéis, si os animáis a alquilar una moto, entra en RENTAL MOTO BARCELONA y reserva con nosotros.

¡Te esperamos!