Cómo aparcar tu moto en la ciudad

Cómo aparcar tu moto en la ciudad

En la carretera o en la acera, ¡pero hazlo bien!

¡Muy buenas! En el post de hoy vamos  a tratar un tema realmente interesante. Tanto si vienes de vacaciones como si eres residente, te recomiendo que sigas estos consejos para aparcar tu moto en la ciudad de Barcelona. Parece algo sencillo y que simplemente basta con hacer lo corriente, lo que hacen los demás. Pues este, es posiblemente el mayor error que puedes cometer. ¿Por qué? Pues porque mucha gente no tiene del todo claras las normas y tienes suerte hasta que te cazan. Si quieres ahorrarte el disgusto, échale un ojo a esto; te interesa:

Si es verdad que moverse en moto tiene muchas ventajas. Una de las más importantes sin duda, es poder aparcar en la puerta allá dónde vas. Siempre tendremos alguna duda que nos queda pendiente: ¿Cuánto tiene que medir la acera? ¿Dentro de esta calle peatonal, podré dejarla?…. en fin, si tenias aun alguna duda, hoy te la vamos a solucionar.  

No sé si estás al corriente, pero a día de hoy, las 60.000 plazas disponibles para motocicletas solo cubren el 20% de las motos que circulan por Barcelona. Con lo cual, imagínate como tienes que apañártelas para aparcar. Por ello, es importante que conozcas estas normas al detalle.

Siempre puedes encontrarte a un policía con el día torcido que quiera buscarte las cosquillas, pero no amigo, ¡a tí ya no te vuelven a enganchar más!

Vamos a hacerlo de forma muy directa, ya que al final lo que importa es que sepas lo importante, no que te expliquemos la normativa entera de circulación. Ahí van:

Aparcar en la carretera

  • No puedes aparcar bajo ningún concepto en un carril bici. Es algo obvio, sin embargo no seria la primera vez…
  • Si dejáis vuestra moto en un lugar que no está delimitado por líneas, los conductores pueden mover la moto y colocarla en la acera para aparcar sus coches. Todo un detalle, ¡excepto si en esa acera no está permitido estacionar! 
  • Si no estacionáis en los lugares delimitados, los coches es muy fácil que os den un golpe y os dejen la moto “echando la siesta”. Con una moto no existe la misma referencia que con un coche y hay la posibilidad de “aparcar al toque”.
  • En la calle, debéis aparcar de forma oblicua y siempre sin ocupar más de 2 metros de ancho en la carretera, sin entorpecer el paso de los peatones a la acera, siempre a 2 metros de un paso de peatones o parada de transporte público.
  • Por ello, primera norma; intenta aprovechar las líneas delimitadas para estacionar, como mínimo, los coches no podrán rebasarla (aunque siempre hay algún iluminado que lo hace).
  • Si estas opciones ya no te convencen y eres de los que te gusta dejar tu moto en la misma puerta, la mejor solución; dejar tu moto en la acera.

Aparcar en las aceras

En este punto nos encontramos que cada localidad tiene su propia normativa, pero hay algunas reglas básicas que sirven para todas ellas:

  • La acera debe tener más de tres metros de ancho.
  • Debes aparcar a unos 50 cm del bordillo.
  • No puedes dejar tu moto cerca de mobiliario urbano destinado al uso de los peatones. 
  • Debes dejar un Espacio libre para los peatones de tres metros
  • En aceras de 3 a 6 metros, debes aparcar en paralelo a la calzada y siempre pegado a la acera, nunca cerca de los edificios.
  • En aceras de más de 6 metros (de ancho obviamente), se puede aparcar en semibateria o angulo, siempre que no esté prohibido por alguna señal.
  • Lo que se suele recomendar es aparcar entre los alcorques de los árboles, ya que es una zona donde no suele entorpecer a los peatones.
  • A la hora de aparcar, debe empujarse la moto con el motor apagado, solo en las subidas o desniveles se puede “dar gas”.
  • No se puede poner la pitón al mobiliario urbano; la calle no es tuya hermano…
  • No aparcar cerca de las paredes. Puedes también entorpecer la circulación de personas invidentes que podrían acabar tirando tu moto.

 

Aquí puedes encontrar la normativa específica para Barcelona  al completo.      

 

Pues hasta aquí el post de hoy. Como ves, hemos sido muy directos, pero a final, esto es lo más importante. En cualquier caso, si algún día necesitas nuestra ayuda para moverte por la ciudad, no dudes en ponerte en contacto con Rental Moto Barcelona.

 

¡Hasta la próxima!